lunes, junio 30, 2008

Comienza el calvario...



Ardiente, opresivo, asfixiante… inmisericorde.

Días buscando la sombra, noches suplicando la brisa

¿Os he contado que odio el calor y el maldito verano?

2 comentarios:

MEugenia dijo...

El cambio climático ha llegado a tu tierra también. Arroyos y riberas que hace 25 años tenían agua constante, ahora son puros secarrales. Si no quedan esos espacios de agua, es lógico que el calor, ya de por sí abrasador por ahí, resulte aún más insoportable.

No concibo el verano sin ver u oler un río, creo que por eso soy persona de calor, porque siempre lo asocio al agua. Esta misma tarde he estado en El Pardo bordeando el Manzanares, todo un gusto para los sentidos.

Ánimo y a reforzar la casa con ventiladores. Desde aquí te envío un abanico enorme y muchos soplidos :) Afuuuuuuuuuuuuu!

ARD C dijo...

EL verano tiene de malo que a veces es un agobio el calor, tiene de bueno que la gente está mas relajada, no se en el caso de las chicas, pero en el caso de los chicos eso viene dado porque con la ropa vamos menos "apretaos", ya me entinedes... supongo.

Un abrazote.