lunes, abril 16, 2007

Y tiro por que me toca...


Diez años... No parece mucho tiempo si los comparamos con toda una vida, pero es tiempo suficiente para cambiar cualquier vida.

Diez años para aprender a caminar, a hablar, a comer, a ser autosuficientes...
Diez años para entrar en sociedad, para cometer locuras, para buscar nuestro punto de partida...
Diez años para emanciparse, para vivir excesos, para equivocarse y seguir adelante...
Diez años para establecerse, para echarle huevos, para encontrar nuestro lugar...
Diez años para formar el nido, para ser "diablos viejos", para agarrarse con fuerza...
Diez años para recoger los frutos, para disfrutar, para serenarse y tomar la vida como venga...
Diez años para acercarse al final, para enmendar y recordar, para dejarlo todo en su sitio...
Y una década "extra" para sentarse en el porche, cual Penélopes en la estación, a esperar la inevitable cita con la Dama negra...

Unos necesitaran más años, otros menos; Algunos no conseguirán pasar a la siguiente etapa, otros permanecerán incluso cuando su mundo haya dejado de tener un sentido.

Como en el juego de la Oca "de diez en diez voy cambiando mi destino una y otra vez"

2 comentarios:

Turpin dijo...

Década tras década... Cronos dibuja su mapa con las vidas de los humanos... La forma de éste será deudora de los afanes y luchas de aquéllos... Aquí y ahora sigo el decurso de los acontecimientos... Mientras tanto...respiro en tus palabras...

Ard C dijo...

¿Penélope no era la que de día tejía un tapiz y por la noche destejía lo tejido por el día? ¿O es que por la noche se intentaba estrangular con los hilos del tapiz?. ¿Tardó 10 años en llegar Ulises? ¿no sería una cuerda lo que tejía Penélope para atar corto a Ulises y que dejara de salir de farra fuera de Itaca?.
Diez años son pocos para algunas cosas , hay dolores y recuerdos que durarán siempre, y preguntas como la famosa ¿que hubiera pasado si yo hubiera...?.
10 años son muy poco y 10 segundos a veces es demasiado.

Abrazos.