martes, junio 06, 2006

Gracias

Cuando uno hace las cosas convencido del porqué, el cómo y el para qué las hace merece, sin lugar a dudas, un aplauso; porque podrá hacerlas mejor o peor, pero las hace, y ese esfuerzo espera, al menos, que nos enfrentemos a ese trabajo con respeto, intentando valorarlo en su justa medida. Independientemente de que el resultado sea acertado o equivocado, la alabanza no debería ser nunca adulación gratuita, ni la crítica un ataque personal ad hominem.

Y si además de hacer el trabajo, lo hacemos bien, nos podemos encontrar con algo como la revista EOC: una publicación hecha a base de curro y más curro que lleva doce años “cantando las verdades”…



En 1993 había mucha actividad en el mundillo paranormal español. El grupo Aztlan, y su contacto, Genom, vivían su mejor momento. El sacerdote Francois Brune nos acercaba al más allá de la muerte, con la TCI, y el Houbble al más allá del espacio, con la primera foto de un agujero negro.
En 1993 el cirujano psíquico Stephen Turoff era procesado por intrusismo profesional y fallecía el “hermano Pedro”, uno de los médium más influyentes del espiritismo español. Pero también Marcelo Truzzi, Richard Broughton y Stanley Krippner participaban por primera vez, que no por ultima, en un congreso español de parapsicología científica, y los OVNIs llegaban al Parlamento Europeo, tras el congreso ufológico de Italia y la redacción del “informe Regge”Ese año, y mientras el Dr. Jiménez del Oso dirigía la revista Espacio y Tiempo, precursora de la actual Enigmas, en televisión, su vacío era llenado por Andrés Aberasturi (Antena 3) y Félix Gracia (Tele5) quienes se repartían la audiencia del misterio. Pero fue Gracia quien consiguió sentar en el mismo plató este año, por primera y ultima vez, a J.J. Benítez y a Vicente Juan Ballester Olmos frente a frente, gracias, todo hay que decirlo, a las hábiles gestiones de Javier Sierra.
Andreas Faber Kaiser se debatía entre la vida y la muerte (su artículo en el número 56 de Mas Alla es histórico), y J.J. Benítez publicaba “Materia Reservada” y “Mis enigmas favoritos”, que llevaban su forma de ufología al gran público. Al mismo tiempo Nacho Cabria publicaba, con la fundación Anomalía “Entre Ufólogos, Creyentes y Contactados”, destinado a los verdaderos amantes de la ufología.
Y en medio de todo eso, surge una nueva publicación. Un humilde boletín hecho artesanalmente, que compartía espacio con otros muchos fánzines similares editados en la época: “El Colegio Invisible”, de Javier Sierra; “La última hora”, de Iker Jiménez y Lorenzo Fernández; “Frontera Científica”, de Ricardo Campo y José Gregorio González, o “Desclasificado”, del LACIP, entre otros. Hoy todos ellos, menos EOC, desaparecidos.

Si vuestros ojos no temen la información rigurosa y verdadera podréis seguir leyendo en http://www.ojo-critico.blogspot.com/ y bajar de Internet http://www.fraudesparanormales.com el último numero del EOC, un numero especial (el 50) que echa la mirada atrás sin dejar de contemplar el futuro.

Tal vez os guste, tal vez no… pero no dejéis de pensar en aquellos que lo han hecho posible, porque todos ellos han dejado algo de su tiempo, dinero, ilusión y capacidades -en definitiva, un trocito de ellos mismos- para que los demás lo podamos disfrutar. Y lo hacen sin que nadie les obligue a ello. ¿Acaso no agradecéis un regalo cuando os lo dan (aunque sea la corbata horrorosa de rigor)?

Yo desde aquí quiero agradecer a Manuel Carballal (editor) y a todos sus colaboradores, su trabajo y sus ganas de “hacer cosas”. Y me gustaría extender ese agradecimiento a todos los que día a día me ofrecen las fuentes en las que saciar mi sed de curiosidad:

A Lois (mi héroe xD), Fco Mañez, los adimensionales Paco Calahorro y David Garcés, los hermanos Marisol y J.Antonio Roldán, Joseph Guijarro, J.A. Cebrian y su equipo de la Rosa de los Vientos, Juan Marsella, Manuel Capella, Fco del Toro, … Y a todos los divulgadores e investigadores del mundillo del misterio. Incluso a Iker Jiménez y la Seip, con Pedro Amoros a la cabeza, por que, a pesar de que no comparta siempre las opiniones de cada uno de ellos, me consta que se esfuerzan en hacerlo lo mejor posible.

Y sobre todo, porque, por encima de afinidades y hostilidades, son personas que me han ofrecido su amistad, su cariño, y la posibilidad de aprender de ellos y pasarlo bien.

Por ultimo, quiero dar las gracias tb a mi “peke” Beleg, por haberme contagiado la ilusión del nuevo proyecto que pronto os presentaré, y darme la oportunidad de ser yo, por una vez, quien ofrezca las fuentes en las que otros beberán (espero).

4 comentarios:

Lois dijo...

Ya que soy tu héroe llamame Super Lois jajajaja.

Un beso muy grande :)

Crossbow dijo...

Esta chica vale su peso en oro :D

Pues yo dos besos muy grandes.

Anónimo dijo...

Venga, y otros dos míos...

M. Capella

Anónimo dijo...

Un beso Mallorea, gracias a ti por tus cronicas como las llamo yo.
Juan Marsella