viernes, mayo 02, 2008

Sueños erróneos...

¡Qué poco basta para cambiar una vida!

Un día, sin aviso, entra en tu mundo una ilusión falsa; y va echando raíces, lentamente, hasta que te despiertas una mañana soñando con ella y te descubres haciendo planes de futuro, edificando castillos en el aire… una puerta aquí, una almena allá, alguna que otra muralla. Y te convences de que tus sueños se cumplirán, y esperas, paciente, el momento en que se hagan realidad.

Y de repente, otro día cualquiera el Destino se cruza en tu camino, y se lleva tu ilusión lejos de ti. Despiertas de tu sueño, y el castillo de las nubes comienza a derrumbarse, piedra a piedra, hasta dejar tan solo un montón de escombros que observas con sonrisa dolorosa…

Y entonces piensas: ¡Qué demonios, si tú nunca quisiste vivir en un castillo; lo construiste nada más porque tenías las piezas al alcance de la mano!


Y por fin descansas, porque ahora sabes dónde está el sueño,y dónde la realidad. Y comprendes que esa realidad es lo que quieres, lo que siempre quisiste, la que tu sueño equivocado casi te impide disfrutar...

1 comentario:

Octavio Dopico Pérez dijo...

NO hay ilusiones falsas, ni sueños banales, hay diferentes percepciones de la realidad.

Lo dificil de entender e si la realidad es un sueño, o si el sueño es la realidad.

Ese dilema es el que nos mantiene despiertos.

Octavio