martes, mayo 09, 2006

ALGUNOS LUGARES PARA PERDERSE (Aunque sea con la imaginación) II

EGIPTO. El país de la Vida y de la Muerte. La muerte en las arenas, bajo Ra, el implacable disco solar; La vida en los juncos, junto al Nilo, señor de las aguas; La vida en los colores, sabores y olores de sus bulliciosas ciudades; La muerte en el silencio impasible de sus majestuosas necrópolis.
Un lugar para perderse y descubrir cómo y porqué nacieron los dioses...





PERU. Si los conquistadores hubiesen apartado su codiciosa mirada de los adornos que colgaban de los cuerpos de los indígenas habrían encontrado su “eldorado”. Pero no supieron - o no quisieron - ver que ese tesoro buscado se hallaba en los ojos, las manos y la memoria de un pueblo capaz de construir semejante ciudad en semejante lugar...


INDIA. El mayor monumento al amor de la más amada mujer. El rey que mandó construirlo paso los últimos años de su vida encerrado en una torre de la Fortaleza de Agra; desde la ventana de su celda contemplaba cada día el Tah Majal... Estoy convencida que alguna vez, al mirarlo, debió pensar que habría sido capaz de desmontarlo pieza a pieza, con sus propias manos, con tal de tenerla a ella a su lado una sola noche más...



1 comentario:

marisolroldan dijo...

decididamente eres un caso perdido...un caso ganado para la libertad...de expresión¡¡¡

buena actualización¡¡¡

besos