lunes, mayo 01, 2006

Entre el cielo y el infierno...

Un día despiertas con el alma cansada, la tristeza y el desanimo anidados en el corazón; A la mañana siguiente vas por la calle con una sonrisa de felicidad pintada en el rostro. Sin previo aviso, sin saber por qué...

Cualquier gesto, una mirada agradable, una palabra hiriente, y todo el universo se transforma a tu alrededor: los humanos nos movemos entre el cielo y el infierno. A veces ángeles, a veces demonios.
Frágiles como cristal, moldeables como arena mojada, flexibles como juncos; pero también duros como roca, escurridizos como agua, letales como puntas de flecha envenenada.

Seres inacabados camino de la perfección...

Cada uno de nosotros debería recorrer a solas el trayecto, lo cual no impide que compartamos alguna que otra etapa con los demás. Lo malo es cuando nos empeñamos en seguir el camino que le pertenece al vecino, abandonando el nuestro; o lo que es peor, cuando decidimos que el resto ha de seguir nuestro camino, lo quieran o no.
Es entonces cuando los obstáculos se convierten en trampas, las ayudas en distracción, las señales en desinformación.

Y el camino termina por desaparecer, dejándonos perdidos en medio de la nada.

No, no es fácil caminar, pero es mucho más angustioso quedarse varado en el centro de la encrucijada, sin saber que dirección tomar.

Por eso yo seguiré andando - con mis alas y mi tridente - procurando, eso sí, no salirme de mi vereda y tratando de no invadir el carril contrario... entre el paraíso y la condena camino de mi propia perfección.


4 comentarios:

Lady Byron dijo...

Unir no es atar, cada persona tiene un rumbo, eso si, se puede compartir...
xDD Buena reflexión y preciosa, por cierto.
Yo también me voy con mis alas y mi tridente de esta encrucijada. :)

deviot dijo...

Tienes mucha razón en todo lo que escribes.

Galaecia dijo...

Yo creo que ya me he vuelto insensible a la mayoria de las cosas, la vida tiene muchas sorpresas desagradables y eso te hace ser mas duro e insensible a la larga pero tambien tiene cosas buenas que en cierto modo compensan lo malo asi que aun nos queda la esperanza...

Saudos

Mallorea dijo...

Por eso hay ke seguir andando peke :)
si te paras por miedo a lo malo que pueda pasar, te perdaras tb todo lo bueno que esta por llegar...